ADITI

ADITI

 • 

PROGRAMA DE APOYO INTEGRAL AL PACIENTE ONCOLÓGICO Y SU FAMILIA

“Los pensamientos curan más que los medicamentos”

 

Entrevista a  Bruce H. Lipton,  doctoró en biología celular de la Universidad de Virginia, pionero en investigación de células madres. Ha sido profesor no titular e investigador en varias universidades y colegios universitarios de diversos países. Sus estudios en la Universidad de Wisconsin se centraron en el estudio de la distrofia muscular y en los mecanismos del desarrollo del tejido muscular. 

 

Explíquenos qué es la medicina cuántica o medicina de la energía.

Como decía, la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable es porque los médicos no saben cómo funcionan las células. La segunda es que la medicina está basada en la física de Newton. No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas. Pero, a principios del siglo XX, apareció la física cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo invisible. Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones. ¿Y qué hay dentro? Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniania. La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía. Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.

 

Si todo es energía, ¿los pensamientos también? ¿Cómo influyen en nuestra salud?
La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no lo pueden vender. Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. Pero es cierto que las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo. Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. Y es la razón por la que yo cambié mi carrera. Estaba enseñando en la universidad que hay que seguir con drogas y sabía que eso no era verdad. La medicina lo conoce, pero no habla de ello. Sabe que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. Uno se llama placebo y el otro nocevo. En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer. Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas.

 

leer entrevista completa en

 www.revistanuevomundo.cl  

 http://www.elcorreodelsol.com/

 

 

 

 

Mujer desahuciada que curó su cuerpo del cáncer

En abril del año 2002 los doctores le dieron a Anita Moorjarin, una exitosa ejecutiva empresarial de origen indio que trabajaba en Hong Kong, un diagnóstico médico que borró de una plumada su exitoso presente laboral y personal. Sufría de linfoma de Hodgkin, un agresivo tipo de cáncer que ataca el sistema linfático del cuerpo.

  Leer más

Reconocimiento al trabajo profesional

aditi-simonton

Simonton Cancer Center

Enfermo de cáncer habla de su enfermedad

Australiano enfermo de un tumor cerebral entrega en su blog 10 consejos sencillos pero poderosos, para enfrentar la vida

Articulo publicado en Emol, 16 de Junio 2013.

 

Denis Wright desde el 2010 supo que tenía gliobastoma, un cáncer cerebral terminal. Pero “sigue aquí”, como él mismo dice.

 

Su tesón y ganas de vivir han hecho revertir los pronósticos médicos que le han vaticinado la muerte en varias ocasiones.

 

Es que en vez de darse por vencido él decidió luchar y mantenerse lo más activo posible. 

 

El medio que eligió fue un blog, que título “Mi huésped no invitado” o “My Unwelcome Stranger” para referirse a su cáncer. “Nuestros destinos están entrelazados, pero su presencia mortal me recuerda cada minuto, que cada día de la vida es un milagro”, reflexiona el historiador, especialista en estudios asiáticos, religiones y cultura. 

Leer más

El càncer no es una condena

 

Los profesionales que participamos en el Programa ADITI nos hemos propuesto la sanación del Ser en su amplio sentido. La sanación es un proceso más amplio que sólo enfocarse en el cuerpo físico. Recuperar la salud es un proceso donde debe considerarse la recuperación del equilibrio alma-mente, espíritu-conciencia. Sanar es recuperar la integridad perdida a consecuencia de las experiencias dolorosas que la persona ha vivido.

  Leer más

Entrevista a la Directora del Programa ADITI

 

Entrevista realizada a la Directora del Programa ADITI y Experta en Medicina Complementaria, Doctora Xiwli Germain D’Arc

 

 

P- ¿Doctora, qué se le puede decir a una persona que recién se entera que tiene cáncer?    

 

R- Que además de seguir las indicaciones de su médico tratante y de las terapias convencionales es importante tomar en consideración el alma. Cuando se está enfrentado a una grave enfermedad como el cáncer, las necesidades de nuestra alma se hacen más perceptibles.  Generalmente hablando, de jóvenes sentimos que el mundo está a nuestros pies y que tenemos  “toda una vida por delante”, damos  más importancia a las necesidades pertenecientes a nuestro mundo externo y dejamos algo rezagada nuestra alma, y el sentido de vivir se ve modificado y muy razonablemente justificado.

  Leer más

Usted tiene cáncer

Cuando se recibe el diagnostico “usted tiene cáncer” es algo devastador para la persona y también para la familia. El cáncer es una enfermedad de gran impacto emocional y psicosocial ya que altera considerablemente la vida personal y familiar.

 

Cuando una persona es diagnosticada con algún tipo de cáncer ha de iniciar su tratamiento lo antes posible, pero también es importante que la familia reciba la ayuda emocional necesaria que le permita sobrellevar esta situación de la mejor forma posible, ya que la angustia, incertidumbre y preocupación se instala en cada miembro de la familia, y también en el paciente diagnosticado con esta enfermedad. Desde este punto de vista en el Programa ADITI, se considera dar contención emocional al enfermo y también a la familia.

  Leer más